Bienvenid@s

Bienvenidos a mi blog, un nuevo blog renovado estéticamente, pero donde la esencia sigue siendo el conjunto de todas esas cosas maravillosas que tengo para contarles sobre el mundo en el cual trabajo, el de la belleza y el bienestar.

Recién me preguntaban, el porque siempre me refiero a mi área de trabajo como "belleza y bienestar", es muy sencillo, ellos forman un binomio indivisible, son dos aspectos fundamentales en nuestra vida, que deben marchar a un mismo paso, si queremos vernos bien por fuera, debemos poner atención al cuidado que damos a nuestro cuerpo y, también a nuestra mente. Así que, desde que tuve conciencia de ello y comprendí su importancia, lo aplico, lo enseño y lo transmito.

Espero que les agrade mucho, el espacio y sus temas, algunos ya son conocidos e infaltables, otros que irán apareciendo en el horizonte, porque siempre hay cosillas en este mundo del cuidado y la belleza para contar y compartir.

Disfruten de su visita y no olviden preguntar, consultar, opinar, que me encanta poder compartir con todos ustedes...

miércoles, 20 de marzo de 2013

BUEN MOMENTO PARA INICIAR UN PLAN DE CAMBIOS

Comienza a abandonarnos el invierno y llega esta preciosa estación: la primavera, con ese maravilloso sol, que nos contagia de muchos ánimos, sobre todo para hacer cambios.

Si, cambios en la decoración de la casa, en arreglar el jardín, sin tenemos la dicha de contar con uno, en el vestuario... hablando de vestuario, hay otro entusiasmo que también comienza a darnos sus toques: el de cambiar nuestros aspecto físico y recuperar la armonía corporal que se nos ha ido perdiendo durante estos largos meses invernales.


Y así es, ha llegado la hora de dejar todo ese pesado ropaje invernal, para dar paso a modelitos más frescos y ligeros,  y con la vista puesta en el verano, deseamos estar y sentirnos bien.

Si iniciamos un buen plan de cambios de hábitos desde ahora, lograremos en estos meses previos al verano, recuperar la línea, ese peso ideal que tanto nos cuenta mantener, pero te invito a que realices cambios verdaderos y profundos, intenta mantener las pautas durante todo el año y así evitas los desagradables efectos "yo-yo", los estancamientos en tu peso y, sobre todo, los daños que paulatinamente se van creando en nuestra piel por el efecto de la inconstancia en el peso.

Como siempre, les sugiero iniciar con un poco de actividad física, la más fácil y la que todos tenemos a mano sin necesidad de invertir en ella: CAMINAR, por lo menos, media hora diaria.

Indispensable, un plan de comidas sencillas, que te ayuden a eliminar los malos hábitos alimentarios, nada de dietas locas ni cambios bruscos en tu forma de comer, porque es seguro que de otra manera no logres tus objetivos.

Y, por último: "Aprende el por qué un alimento, que es necesario, se convierte en nuestro peor enemigo":
  • La sal común, está presente en la mayoría de los alimento, pero, por costumbre, solemos agregarle "un poquito más" a ciertos alimentos para darles más gusto. Es un alimento necesario, pero si no controlamos su uso, puede ocasionar más daño que beneficio y estos se van produciendo silenciosamente, minando tu salud. Lo primero es evitar las sales muy tratadas, la puedes sustituir por sal marina, sales de hierbas, y usarlas con moderación. Solo debes eliminarla del todo si tienes algún padecimiento que te obligue a quitarla por completo, del resto debemos consumir la necesaria, repito, con moderación, porque es un producto que si necesitamos realmente, pero del cual solemos abusar. 
  • El Azúcar, los edulcorantes y sustitutos del azúcar: Con este enemigo de tu salud y bienestar, pasa algo gracioso, me encuentro siempre conque usan muchos sustitutos para el azúcar a la hora de endulzar el café, el té o cualquier bebida, pero luego se olvidan que esta señora está contenida en muchos productos que consumimos, en las frutas, en las conservas, en el pan, en la bollería, como parte de los ingredientes de otros alimentos, etc.. Debemos, entonces, cambiar el tipo de azúcar de refinada a otra que sea menos procesada, si es que os cuesta dejarla del todo. Si van a usar edulcorantes, tened en cuenta, que muchas veces estos productos incrementan el deseo por consumir más dulce, es cuestión de ir probando hasta lograr eliminarla del todo.
  • Las grasas, al igual que en las dos anteriores, también suelen estar "escondidas". No solamente se trata de los aceites, las mantequillas, las margarinas, el comer fritos o rebozados. Debemos tener presente, que ellas (las grasas) también forman parte del proceso de producción de ciertos alimentos, o está presentes en alimentos que utilizamos en la cocina para preparar otros, como el tocino, por ejemplo.Entonces tenemos que "mirar" dónde hay grasas escondidas e ir eliminando el uso de alimentos que las contengan, de esta manera, cuando dosificamos el uso de grasas, estaremos cuidando de no consumirlas en exceso a través de otros alimentos. Por su puesto, importantísimo, utilizar grasas "saludables", ya saben, eliminar las grasas trans y las saturadas, sustituir el aceite común de cocinar, por aceites de oliva, girasol o maíz, pero de calidad. Y, lógicamente  olvídense de las frituras y los rebosados, no son nesarios en nuestra alimentación, cuando se dejan de hacer este tipo de alimentos se nota muchísimo la diferencia en nuestro aspecto físico
  • Los carbohidratos, el problema con ellos, es que en seguida asociamos esta palabra a los panes, las harinas, el arroz, las deliciosas patatas, las pastas etc. Pero resulta que el término se refiere a alimentos que contienen azúcares, fibra y almidones. Esto quiere decir, que vamos a encontrarlos en muchos alimentos, no solo en el pan o en las pastas. Pero para no liarnos en terminología, aprendamos algo primordial: Son necesarios, nos brindan energía interna para que el cuerpo realice infinidad de funciones y, además, son deliciosos. Nuevamente, insisto, debemos aplicar la moderación y el aprender a comerlos, porque, otro de sus problemas, es que muchos de los alimentos que son "carbohidratos", nos crean adicción y es, ahí, cuando se presentan los problemas en nuestro bienestar. El exceso de carbohidratos nos lleva directo al aumento de peso, concentración de grasa y, cuidado, porque podemos ir directo a sufrir de obesidad. Pero la falta de ellos también es dañina, pues se produce desnutrición. La solución, aprender a comerlos y dosificarlos para nuestro bienestar.
  • Las Proteínas, todos sabemos lo que son y que alimentos las contienen, no solo las carnes diversas (res, cochino, conejo, aves, pescados) sino también ciertos vegetales, como los granos y las legumbres, semillas y nueces (ojo, que también contienen grasas), la soja y los productos derivados, así como ciertos lácteos bajos en grasa. Con las proteínas sucede lo mismo, si abusamos de ellas pasan de ser alimentos saludables a perjudiciales. Nos queda, entonces, aprender o reaprender como debemos consumirlas, en la proporción adecuada para nuestro bienestar. Por lo general, lo ideal es que las consumamos en forma variada todos los días, alternando aquellas que son de origen animal con las que provienen de origen vegetal, de esta manera estaríamos cubriendo los requerimientos necesarios para que nuestro cuerpo funcione adecuadamente.
Querid@s lectores, espero les parezca interesante esta información y les anime a realizar esos cambios necesarios para su belleza y bienestar.

Hasta nuestra próxima entrada, un saludo para tod@s.

No hay comentarios:

Publicar un comentario