Bienvenid@s

Bienvenidos a mi blog, un nuevo blog renovado estéticamente, pero donde la esencia sigue siendo el conjunto de todas esas cosas maravillosas que tengo para contarles sobre el mundo en el cual trabajo, el de la belleza y el bienestar.

Recién me preguntaban, el porque siempre me refiero a mi área de trabajo como "belleza y bienestar", es muy sencillo, ellos forman un binomio indivisible, son dos aspectos fundamentales en nuestra vida, que deben marchar a un mismo paso, si queremos vernos bien por fuera, debemos poner atención al cuidado que damos a nuestro cuerpo y, también a nuestra mente. Así que, desde que tuve conciencia de ello y comprendí su importancia, lo aplico, lo enseño y lo transmito.

Espero que les agrade mucho, el espacio y sus temas, algunos ya son conocidos e infaltables, otros que irán apareciendo en el horizonte, porque siempre hay cosillas en este mundo del cuidado y la belleza para contar y compartir.

Disfruten de su visita y no olviden preguntar, consultar, opinar, que me encanta poder compartir con todos ustedes...

viernes, 3 de febrero de 2012

¿POR QUÉ NOS CUESTA TANTO REALIZAR CAMBIOS?

Que interesante estuvo nuestro programa del pasado jueves 2 de febrero, tuvimos la oportunidad de comentar una inquietud de una de nuestras participantes, quien planteaba lo díficil que es tener que realizar esos cambios de hábitos tan necesarios para tener el cuerpo que deseamos.


Y es que, ciertamente,  nos cuesta muchísimo alterar, cambiar o modificar nuestras conductas, aunque ese cambio pueda significar algo positivo para nuestras vidas.

Realmente no es que sea díficil cambiar, es que tenemos, por naturaleza, desarrollada una resistencia al cambio, no nos gusta ver alterado nuestro modo de vida, ni el como hacemos las cosas, la mínima alteración conlleva tener que reajustar nuestro tiempo y afecta, por supuesto, todo cuanto nos rodea.

Pero, la cuestion es, ¿se ha puesto usted a pensar si realmente cuando nos vemos ante un "cambio", es todo totalmente negativo?

Por experiencia propia se que algunas veces puede ser, tremendamente traumático que se nos modifique nuestra manera de llevar la vida o de hacer las cosas, pero cuando logramos adaptarnos a ese cambio inesperado, nos damos cuenta que no todo lo que trae consigo esa alteración es negativa, todo lo contrario, nos abre nuevos horizontes y nuevas perspectivas.

En el caso que nos ocupa, referente a los cambios de hábitos, es importante resaltar que se trata de realizar ajustes, modificaciones y, por qué no, una total reestructuración de nuestras costumbres, porque algo en ellos nos está afectando negativamente para lograr y mantener nuestra armonía corporal.

Entonces, yo les pregunto a ustedes, mis querid@s lectores, si el realizar un "cambio de hábitos" conlleva que usted recupere su peso, que pueda usted tener esa imagen que desea y, que sobre todo, se olvide de una manera definitiva de tener que estar constantemente preocupándose de lo que come o deja de comer, no cree que vale la pena aprender a aceptar esos cambios cuando nos llegan?

Les invito a meditar un poco sobre qué tanto puede afectarles el que se modifiquen ciertas costumbres alimentarias, que más que un beneficio solo te dan satisfacción en un momento determinado pero luego, las consecuencias en tu cuerpo te agobian por meses y meses y hasta por años.

Siempre es bueno, colocar en la balanza lo positivo y lo negativo que puede haber en algo que se nos plantea. Luego, ya sabes que la decisión es solamente tuya, ya que nadie puede pensar por ti, ni decidir.

Seguiremos comentando sobre este tema, porque hay muchas cosas interesantes que podemos ir descubriendo y aprendiendo sobre los cambios y el cómo hacerlos.

*************//*************

No hay comentarios:

Publicar un comentario