Bienvenid@s

Bienvenidos a mi blog, un nuevo blog renovado estéticamente, pero donde la esencia sigue siendo el conjunto de todas esas cosas maravillosas que tengo para contarles sobre el mundo en el cual trabajo, el de la belleza y el bienestar.

Recién me preguntaban, el porque siempre me refiero a mi área de trabajo como "belleza y bienestar", es muy sencillo, ellos forman un binomio indivisible, son dos aspectos fundamentales en nuestra vida, que deben marchar a un mismo paso, si queremos vernos bien por fuera, debemos poner atención al cuidado que damos a nuestro cuerpo y, también a nuestra mente. Así que, desde que tuve conciencia de ello y comprendí su importancia, lo aplico, lo enseño y lo transmito.

Espero que les agrade mucho, el espacio y sus temas, algunos ya son conocidos e infaltables, otros que irán apareciendo en el horizonte, porque siempre hay cosillas en este mundo del cuidado y la belleza para contar y compartir.

Disfruten de su visita y no olviden preguntar, consultar, opinar, que me encanta poder compartir con todos ustedes...

jueves, 9 de febrero de 2012

CELULITIS, ¿CÓMO PUEDO EVITARLA Y/O ELIMINARLA?, Parte I

La celulitis, una dolencia, una enfermedad, un problema, etc. diferentes maneras de enfocar lo qué es y lo qué no es, pero lo que si tenemos claro es que  "es un fastidio" para la mujer de hoy en  día,  y eso, gracias a que nos han machacado hasta la saciedad:

  • primero, que se trata de un problema sólo de mujeres, 
  • segundo, que no tiene cura o que no se puede evitar tenerla 
  • tercero, que es casi como un pecado el padecerla, de ahi que a un gran porcentaje de la población femenina le aterra hasta la sola mención de la palabrita: celulitis. 
Y, ¿qué hay de cierto en todo lo que se dice y se escribe?.

Debe de haber mucho de verdad, pero también hay mucho de exageración.

Se han creado mitos, falsedades a granel,  toda una industria comercial  se maneja en torno a esta dolencia y existen infinidad de formulas, algunas hasta mágicas, que juran que pueden acabar con ella.

Desde mi punto de vista profesional, se puede evitar  desarrollarla, si desde que somos pequeñas tenemos buenos hábitos alimenticios, volvemos a lo mismo, para estar bellas por fuera, debemos cuidarnos por dentro y eso sólo quiere decir una cosa: tenemos que aprender a comer saludablemente.

Los malos hábitos que más ayudan a instalarse a la celulitis son el no tomar agua o sustituirla por otras bebidas, la alimentación no balanceada, el fumar y el consumo de bebidas con alcohol.

Ciertamente, insisto con los hábitos de alimentación, primero que nada, porque ellos engloban el conjunto total de tus hábitos: alimentación, actividad física, descanso, salud, etc. Luego, seguidamente he colocado tres (3)  enemigos para tu piel: el fumar, las bebidas artificiales y el alcohol.

Ahora bien, para corregir un problema, siempre tenemos que tener presente que se necesitan 3 cositas para lograr nuestro objetivo:
  1. Conocimimiento
  2. Motivación
  3. Acción
En varios temas me voy a dedicar a darles la información necesaria para que amplien su conocimiento sobre la dichosa celulitis, también les voy a motivar para que emprendan el camino hacia su objetivo: erradicarla,  pero la Acción, el decidirse a realizar los cambios necesarios, depende de cada uno de ustedes, porque sola no se va, se necesita tratarla y aplicar ciertas medidas. Ustedes deciden que hacer con la información y con la celulitis.

Hagámos un breve resumen de lo que es y cómo se origina:
  • Es una dolencia que comienza a desarrollarse desde los primeros años de nuestra vida
  • Se origina internamente, involucrando la acción de todos nuestros sistemas internos: digestivo, circulatorio, linfático, etc.
  • Está muy relacionada a nuestros hábitos de salud.
  • Tarda, aproximadamente unos 10 a 12 años en hacerse notar a simple vista, coincidiendo con el primer cambio hormonal.
  • Ciertos factores genéticos, hormonales y estructurales hacen que el sexo femenino sea el más propenso a padecerla, pero no es una dolencia exclusiva de las mujeres
  • A las mujeres les fastidia y aterra padecerla, a los hombres les es indiferente.
  • Tiene 4 niveles o grados de desarrollo, si nos descuidamos, la edad y el desarrollo de otras dolencias pueden incidir en que se convierta en más que un problema de tipo estético.
LA PUNTA DEL ICEBERG

Cuando notamos un acolchamiento en ciertas partes de nuestra anatomía, o una especie de hoyuelos, saltan las alarmas: tenemos celulitis y comienza el calvario ¿qué haremos ahora?

En principio, hacerse la prueba del pellizco, para saber si es realmente celulitis o si no se trata de simplemente grasa localizada, porque puede ser que solo sea la textura de nuestra piel que en ciertas zonas tenga ese aspecto de acolchado. Si pellizcas suavemente la zona y te duele, entonces, puedes estar segura de que es celulitis.

Lo que a simplemente vemos, solo es la punta del iceberg y, aunque esta frase está súper utilizada, es la que mejor explica lo que muchas veces ni nos enteramos de que existe.

Debajo de la piel, debajo de esas zona con hoyuelos o con aspecto a piel de naranja, se esconde todo un conglomerado de problemas que hay que atacar y eliminar,  ese ataque debe comenzar desde adentro y la única manera es hacerlo a través de la alimentación: quitando lo malo e ingiriendo lo bueno.

Existen coadyuvantes naturales, aliados que nos pueden servir a desalojar tanto la grasa localizada como las toxinas acumuladas en los tejidos, también es importante estimular a nuestra piel para que recupere su movilidad y deje la pereza, porque nuestros organos se vuelven perezosos cuando los atosigamos con malos nutrientes, lo logramos con ejercicio y con la aplicación de masajes localizados.

Las acciones a seguir son:
  • Modificar el tipo de alimentación que estamos llevando
  • Realizar actividad física
  • Aplicar masajes localizados en las zonas, con productos específicos.
Si no tienes tiempo para aplicarte un tratamiento en casa diario, tienes las maravillosas opciones de los Centros de Belleza, pero ten en cuenta que si no te cuidas en casa sólo estarás botando el dinero, porque los tratamientos son muy  efectivos pero para que duren sus resultados debes cambiar radicalmente tus malos hábitos.

En la próxima entrega, nos metemos bajo la piel...

Te invito a continuar leyendo la  Parte II 

************************************//**********************



    No hay comentarios:

    Publicar un comentario